Influencia del grupo en el individuo

Influencia del grupo en el individuo

Como individuos nos vemos influenciados por las opiniones de los grupos a los que pertenecemos. “Formar parte del grupo”, ¿está sesgando mi opinión en exceso?

Vamos a repasar como hemos llegado hasta aquí.


 

Existen diferencias entre cada una de las personas que habitamos el planeta. Las diferencias físicas (altura, peso, morfología…) saltan a la vista. Además, y lo que es más importante, nuestros comportamientos son distintos y únicos, no existen dos personas en el mundo con exactas formas de comportamiento. Cada uno de nosotros ha sido “construido” en un entorno, viviendo diferentes experiencias y bajo circunstancias genéticas x.

Fruto de todos estos aspectos hemos desarrollado unas creencias y hábitos determinados, sintiéndonos más conectados a tales o cuales valores. Esta forma de pensar, sentir y vivir impacta de forma exclusiva en nuestras propias necesidades como individuos.

 

Ahora vamos con el grupo… como seres humanos tenemos necesidades sociales o como definió Abraham Maslow en 3ª y 4ª instancia en su pirámide para conseguir la autorrealización, las personas  necesitamos colmar nuestras expectativas relativas a Afiliación  y Reconocimiento.

Nos sentimos satisfechos/ felices/ a gusto por pertenecer a grupos, clubs y asociaciones. Al formar parte de un todo, es decir, al estar incluidos dentro de algo más grande, aumenta nuestro sentimiento de protección y seguridad.

El grupo, de este modo, deja su huella en cada uno de sus miembros. Esto lo apreciamos en ser fan de un club deportivo, al simpatizar con un partido político, por el hecho de pertenecer a una empresa…

 

Llegados hasta aquí, podemos dar un paso más y afirmar que pertenecer a un grupo sesga mis juicios. ¡Sin duda! Como comentábamos al referirnos a nuestros comportamientos, estos son influenciados por nuestras circunstancias y los entornos en los que habitamos. ¿Acaso el lugar donde hemos nacido o la familia en la que hemos “caído” no están influyendo en nuestra forma de vida?

Cualquiera que sea nuestra forma de ver el mundo podemos afirmar que está sesgada, por definición es así. Aquí lo importante es si esta forma de “ver” me potencia o me limita, si me abre posibilidades o me las cierra, si me ayuda a ser una persona con la que me siento más o menos identificada.

¿Qué te ha venido a la mente al leer este artículo?

Deja un comentario

aumenta talento