Mejorar el desempeño en equipos que ofrecen un bajo rendimiento

Mejorar el desempeño en equipos que ofrecen un bajo rendimiento

En el ámbito deportivo y empresarial se han conseguido crear  y cultivar una cultura de alto rendimiento que lleva a las personas y equipos a ofrecer su máximo potencial. Actualmente, ¿qué porcentaje de empresas compiten en esta liga?

Esto solo es posible si dispones de personas responsables y con grandes niveles de compromiso. ¿Cómo mejoro el desempeño en equipos que ni siquiera forman un equipo?

 

A veces nos toca liderar a equipos que vienen de una crisis, han sufrido importantes “reveses”, estaban dirigidos (no liderados) por una persona muy autoritaria que no permitía el debate… son equipos que tienen unos bajos niveles de motivación, están “quemados”, cada persona o grupo “hace la guerra por su cuenta”, se han acostumbrado a que tienen que sobrevivir.

 

¿Cuál es el reto aquí? ¿Cómo le damos la vuelta a la tortilla?

Será clave convencer a las personas del equipo de que trabajando de otra forma cada uno de nosotros saldrá beneficiado… y ¡ojo! a lo mejor no todos querrán pagar el precio del cambio.

Al coger el timón necesitamos hacer visible a la tripulación, mejorando sus niveles de vinculación y compromiso con el proyecto. Para ello, sugerimos las siguientes líneas de actuación:

  • El líder tiene que tener claro a dónde quiere llegar, marcándose un plan con las metas intermedias necesarias para llevarlo a cabo.
  • Hacer una labor constante de orientación hacia cada uno de los miembros del equipo. Llevan tiempo sin una hoja de ruta, lo primero es hacerles ver y sentir los beneficios del camino que están empezando a recorrer, conectándoles así con su visión.
  • Construir un decálogo de comportamiento conjuntamente con el equipo, dándole potestad para definir qué ocurre cuando una persona no cumple con esta guía.
  • Generar un entorno abierto y seguro en el que las personas puedan expresarse libremente y se sientan escuchados por la dirección.
  • Ganarse el respeto y la confianza del equipo, siendo reconocible en su gestión, actuando de facilitador o creador de estados de ánimo positivos.
  • Centrarse en ofrecer soluciones a los aspectos más importantes del desencanto del equipo.
  • Marcar de forma clara y precisa las expectativas, lo que espera de cada persona del equipo.

 

¿Quieres añadir algún punto más? Te invito a que en el apartado comentarios nos aportes tu “granito de arena” :-)

El liderazgo es la capacidad de transformar la visión en realidad. Warren Bennis

Deja un comentario

Death_to_stock_photography_Wake_Up_6Crear Equipo